Por qué regalar Magia

por | Feb 10, 2016 | Blog

¡Regalar Magia es siempre una buena idea! En una boda, una recepción o una celebración multitudinaria es difícil tener todo en la cabeza: los invitados, la comida, los horarios de llegada, de salida, la decoración, los discursos… Muchos preparativos que luego desaparecen en un momento, como un jirón de niebla. Desgraciadamente, ahí están, y nos hacen preguntarnos muchas cosas, nos hacen entrar en detalles inimaginables. Entonces, ¿por qué seguir buscando más cosas? ¿Qué gano ofreciendo un espectáculo de Magia a mis invitados?

Mucho.

Un mago es un excelente “rompehielos”. Una persona que se mueve entre los invitados haciendo magia a escasos centímetros de ellos e involucrándoles a todos hace que la conciencia de grupo crezca. Al hacerles participar individualmente o como conjunto de algo exterior a ellos consigue que se encuentren más cómodos, que hablen más y que se lo pasen mejor, además de darles un estupendo inicio de conversación.

Es muy común, cuando se está organizando una boda o una fiesta de aniversario, cumpleaños, recepción,… que haya un momento para las fotos. Algo muy usual en estos casos es pensar que nuestros invitados esperan y debemos hacer las tan imprescindibles fotos lo más rápidamente posible. Como detalle añadido al tener un mago, el anfitrión no tiene que darse prisa por volver con los invitados  y puede tomarse todo el tiempo que necesite, puesto que ya sabe que están perfectamente atendidos.

Por supuesto, es algo que se recordará siempre. Es muy fácil que a uno se le olviden las caras, la decoración, incluso las flores (a menos que uno sea la novia o “la madre de…”), pero de que en esa celebración alguien hizo un pequeño milagro, de eso se acordarán toda su vida. Se pueden regalar chocolatinas, puros, zapatillas…, son cosas todas ellas que se ´perderán. En cambio, de que había un mago se acordarán siempre.

Regalar Magia también nos puede ayudar a diferenciarnos del resto del mundo o, simplemente, nos puede hacer disfrutar de algo misterioso y cautivador. Actualmente, está muy de moda ver magia en TV, pero poca gente contrata a un mago profesional para animar un evento. Es verdad que en la televisión o en internet se puede encontrar cualquier cosa, pero que nadie se confunda, una cosa es verlo y otra sentirlo. Y si, además, es en directo y a  corta distancia…, eso no tiene parangón.

Ahora te toca a tí. ¿Quieres diferenciarte? ¿Algo original y personal? ¡Ya sabes! ¡A regalar Magia!

Pin It on Pinterest

Share This